martes, 28 de julio de 2009




Bad day, worst month, awful life…

Tenía en mi mente muchos sentimientos enmarañados, un torrente de dolor, un volcán de pasión apagado…
Sentía ausencia, impotencia, un vacio enorme, una herida que aun sangraba por tu indiferencia.
Mi pragmatismo me dice que está bien, que es lo mejor para todos, pero hay un dolor punzante que solo se cura con tus besos, y no me deja creerle del todo al pragmatismo.
Tuve que salir a respirar un aire menos pesado, tenía que sentirme libre, sin paredes ni nadie que pudiese percibir mi lamentable tristeza. Me encontraba rodeada de gigantes majestuosos, tan inmutables, con su presencia tan apacible, sus brazos se movían con el vaivén del aire, produciendo una música hipnótica y relajante.
Realmente me sentía bien en ese espacio tan neutral y tan natural, no me dolían esos kilometros que me separaban de ti… por fin me sentía a salvo.
Pero no… llegó alguien parecido a ti, en seguida lo escaneé y me dije: el mío es más guapo, más alto, es mejor. Mío, ja ja que falacia mas hilarante. Maldición, esto no se cura tan pronto. Cuanto tiempo tiene que pasar para que dejes de dolerme? Estoy vulnerable, me di por vencida.
Regrese a mi casa mientras las nubes grises y mal encaradas urdían un aquelarre, empezaron a caer gotas violentas que dolían, se mezclaron con mis lágrimas y solo pude preguntarme:
Será siempre así? Podre estar bien algún día? Menguara mi estupidez por fin? Segura de que no recibiría respuesta mire al cielo buscándola… ahí estaba, un gran arcoíris con sus colores tan cálidos, tan tangible y lejano al mismo tiempo, el más hermoso que había visto. Maravillada seguí mirando y, para mi sorpresa otro arcoíris más grande apareció sobre el primero. Un esbozo de sonrisa apareció en mi rostro.
Definitivamente alguien quería hacerme sentir bien esa tarde…
Para I. con cariño.

2 comentarios :

Sailor© dijo...

comprendo como te sientes... me he sentido asi muchas veces... si te sirve pude avanzar cuando deje de resistir lo que sentia y aceptarlo...
Para que cambiar lo que es tan evidente para nosotras...
Amalo, sientelo... nadie te lo prohibe... fluye...

abrazos!o

Angus dijo...

Hermoso texto, me ha encantado.